RICARDO J. MOLINA
Distrito 2203

¿Cómo y cuándo tuvo la primera noticia sobre la existencia de Rotary International?

Aunque había visto en repetidas veces las ruedas rotarias con cierta curiosidad, no es hasta septiembre/octubre de 2011 que acepto la invitación de Rubén del Baño del RC Murcia Norte para asistir a una de sus reuniones.

¿Cómo llegó usted a Rotary y qué cree usted que influyó en sus compañeros de distrito para elegirla gobernador?

Como he comentado es Rubén del Baño quien me propone como socio del RC Murcia Norte y se convirtió en mi padrino. Nunca había querido pertenecer a ninguna organización ni asociación, pero con Rotary la sensación fue diferente.
Ignoro las circunstancias por las que me eligieron pero quizás tuvo que ver que, desde los primeros meses de mi incorporación, empecé a trabajar con Graciela Waen en el Distrito y prácticamente así ha seguido siendo en todos los equipos de todos los Gobernadores y hasta hoy.

¿Qué ha aportado Rotary a su vida?

Sin lugar a dudas una gran satisfacción por las labores que, en conjunto, realizamos los Rotarios. No son acciones personales pero, esa sensación de «pertenencia» te hacen sentir orgulloso por el hecho de ser Rotario. Una Organización como Rotary que puede presumir de proyectos como la erradicación de la Poliomielitis te hace sentir un poco especial. El conocer a otras personas de otras ciudades/países/culturas te enriquece un poco más cada día. Sentirte parte de ese «movimiento global» que propicia cambios para mejorar la vida de las personas y los habitantes del planeta te da mucho más de lo que tu nunca puedas dar.
Rotary vino en un momento de mi vida en el que yo podía dedicar parte de mi energía y mi compromiso hizo que así fuera.
Ha sido una aportación mutua yo doy mi tiempo, mi energía, mis ideas, mi compromiso y eso ha sido una constante en la que me he sentido muy feliz. He visto las caras de personas a las que, a través de nuestros proyectos, hemos ayudado y ese es el mejor de los aportes: saber que tu trabajo y compromiso llega a las personas que lo necesitan.

Dentro de su labor como gobernador está propagar el conocimiento de Rotary, aumentar el orgullo de ser rotario para los miembros de la organización y aumentar el numero de socios sobre todo entre la juventud……..
Dicen que en Rotary hay pocos jóvenes ¿piensa que es porque los adultos no saben explicarles bien en que consiste ser rotario?, ¿ En su familia o entre sus amigos hay algún joven que ha entrado o piensa entrar en un club rotario?

Siempre he dicho que, sin juventud no hay futuro y que si queremos que nuestra Organización perdure en el tiempo hay que «refrescarla», hay que rejuvenecerla.
Para mi es esencial el aporte de esa juventud haciendo un Rotary más atractivo para los jóvenes. Pero hay que establecer modelos de Clubes que sintonicen con los jóvenes, hacer que, las reuniones, sean amenas y tengan objetivos con contenidos concretos.
Los tiempos han cambiado y Rotary ha cambiado. Como ha repetido nuestro PRI Holger Knaack «Rotary tiene que cambiar y cambiará».
Sin duda los clubes tienen que tener un sentido práctico y adaptativo a estos nuevos tiempos que llegaron hace tiempo a Rotary y al parecer nosotros no hemos sido capaces de entender.
Para que los jóvenes nos vean de igual a igual tienen que tener ese espacio común que los haga sentirse cómodos, útiles, vitales, necesarios y participativos.

Mi pretensión, junto con el equipo distrital, es apoyar la creación de Clubes Interacts y Rotaracts para que sean un «semillero de futuro» para los Clubes Rotarios.
Tenemos que reflexionar sobre las cosas que no estamos haciendo bien cuando, los Rotaractianos, no ven como el paso siguiente a su formación como Rotarios los clubes que muchas veces les apadrinan. En eso fallamos nosotros, sin duda.

Tengo la suerte de haber acercado a Rotary a muchas personas y dar un conocimiento amplio de nuestra Organización. Durante estos años he contribuido de manera personal con la llegada de algunos socios amigos, conocidos o, simplemente, personas que entendía que tenían el ADN Rotario.
Este año tengo un par de «objetivos familiares» que deberían entrar en Rotary como resultado de el compromiso que he adquirido de hacer «atractiva» la Organización para ellos y para todos los jóvenes como ellos.

A todos los rotarios españoles les gustaría conocer un poco más a sus gobernadores, podría explicarnos en qué consiste su actividad laboral

Mi actividad laboral es sencilla. Soy Gerente/Propietario de una Correduría de Seguros, Logosegur, SL que tiene implantación nacional y una especialización y vocación clara en Seguros Patrimoniales y Empresas, con una atención especial a seguros de Responsabilidad Civil.
Desde hace años también centramos foco profesional en intermediación y gestión con una pequeña empresa Ricardo J. Molina Brockerage & Management SL donde mediamos en gestiones patrimoniales, suministros, y un «cajón de sastre» dando soluciones de desarrollo de productos, comercialización, búsqueda de mercados, distribuidores, etc.

¿Y su vida familiar?

Feliz, como resumen.
25 años con Aurora Pastor mi compañera de vida, negocios, ilusiones, pasiones, etc.
Una hija, Lucía, orgullo de padre y emoción sólo con su nombre.
Un hijo, Néstor, el futuro/actual investigador doctorando y listo para aportar a la humanidad futuros descubrimientos.

¿Su esposa es Rotaria? ¿Entiende su dedicación a Rotary?

Aurora ha vivido, desde mi primer segundo en Rotary, cada momento Rotario, ha participado en proyectos, en limpiar barro en las inundaciones, colaborar estrechamente en los Rylas, animadora, conocedora profunda de la Organización. Formada en San Diego como una Rotaria más en la Asamblea Internacional, absolutamente implicada en Rotary y pilar fundamental para que yo haya podido estar siempre dispuesto a todo lo que Rotary me ha requerido.
Jamás un reproche y compartiendo siempre, también, en Rotary.
Sin ese apoyo, que me devuelve al «Rotary de la Familia» imposible estar con este nivel de implicación en Rotary.
Un ejemplo de que, Rotary, es una Organización profundamente familiar y que deberíamos considerar a la hora de ser Rotarios.
Ser Rotarios es una «forma de vida» comentamos muchas veces y, esa forma de vida, no se debería emprender nunca en solitario ya que, siempre, te va a implicar a tu familia.

Rotaria en ciernes creo que tiene un Club esperando la ocasión para ponerle de forma oficial su PIN… y hasta ahí puedo decir.

¿Influiría en sus hijos para que el día de mañana sigan su camino?

Por respeto no influiría para que sigan el camino Rotario, son decisiones personales y valoraciones que cada uno debería elegir en libertad.
Como Rotario trabajaré para que Rotary tenga el atractivo para que la juventud quiera estar en nuestra Organización, que sea como un campo magnético que les atraiga por su propia energía.

¿Cuáles son sus aficiones?

Soy un aficionado a la fotografía y, durante años, he disfrutado con ello. La lectura es una de mis pasiones también. La música es esencial cada día de mi vida y en un gran abanico de estilos. Las redes sociales son también una afición que se ha convertido en pasión a la par que me ha permitido durante estos años difundir Rotary.

¿Practica algún deporte?

Echo mucho de menos salir a correr todos los días como antaño. Tuve un par de caídas que me han dejado secuelas y ahora no puedo hacerlo. No soy de gimnasios y sitios cerrados. Ya no practico Mountain Bike que fue una de mis grandes aficiones.
Todo este rodeo para decir que soy un «ex deportista» que se niega a ser ex nada. Pero en realidad ahora no practico y no pierdo la esperanza de recuperar, a otro nivel, lo de salir a correr todas las mañanas al amanecer.

¿Qué libro ha leído últimamente?

Debo reconocer que, en los últimos tiempos, sólo he leído manuales y formación rotaria para estar preparado, o al menos intentarlo, para la gobernanza.
Siempre tengo dos o tres libros en mi mesita de noche o, cuando viajo, alguno en formato electrónico, pero solo cuando viajo me encanta la sensación del papel y lo prefiero.
Soy un apasionado de la llamada «generación de los malditos» en los USA: Kerouac, Bukowski, etc. Personas que han vivido, y plasmado en sus libros, en el límite y con experiencias vitales intensas.
Algo de poesía, clásicos, etc. Soy un lector compulsivo de los de pasar toda la noche leyendo un libro interesante y que soy incapaz de abandonar para dormir.

¿Le gusta viajar?

Es la otra pasión intensa de mi vida. Desde adolescente me pareció imprescindible el viajar y conocer otras culturas y formas de vida. Te enriquece como ser humano y te empequeñece mucho tu ego y tu corta visión de la vida.
Los viajes en familia han supuesto una de las más gratas experiencias que he vivido y creo que el legado para que los hijos se sientan «ciudadanos del mundo»

¿Qué país o países le ha causado mas impresión?

Varios países que he visitado me han provocado diferentes sensaciones, incluso en las diferentes ocasiones en los que los he visitado. Cada viaje es en sí un viaje a nuestro interior y según cada uno de esos momentos las vivencias y las sensaciones cambian.

Me apasionó la Noruega de hace 35 años, desconocida y «verde noruego» que fue durante años mi color favorito, pero lo cambié por el «verde Canadiense» unos años después tras recorrer un poco este fantástico país.
Italia, recorrida de norte a sur y de sur a norte, me enseñó a respetar la historia.
Si tuviera que pensar en impacto pensaría en Marruecos o en Cuba donde vivimos una experiencia de viajeros y no de turistas en un momento dramático para la isla.
Amo Portugal y a los portugueses. Me siento como en casa en esos pueblos de la Serra da Estrela o perdido entre las calles de las muchas ciudades patrimonio de la humanidad.
Paris, Londres, Athenas, Roma, Bruselas, Copenhague… cada ciudad tiene su especial encanto y han dejado en mí la impronta de la experiencia vital de ese instante vivido allí.

Y ya para finalizar ¿Qué significa para usted la palabra amistad, fundamento de Rotary?

Es, como bien dice, el pilar fundamental de Rotary. La amistad es el eje sobre el cual gira nuestra rueda.
Es el resultado a nuestra tolerancia y a la convivencia que nos permiten las reuniones rotarias.
Sin amistad no se concibe un club Rotario. Sin el respeto entre los socios no se concibe esa amistad.
A veces minimizamos el significado de la amistad, lo hacemos cuando no somos tolerantes con nuestros compañeros en los Clubes. La dañamos cuando no tenemos la capacidad, de amigos, de perdonar o ser perdonados por fricciones a los que mucha veces se somete nuestra convivencia.
Siempre digo que, ser rotarios de verdad, consiste en poder decirnos las cosas a la cara, en la mesa rotaria, cuando suceden las cosas que nos hacen enfrentarnos, y luego, tras lo dicho y expresado, tender la mano y fundir con verdadera amistad y sin rencores nuestras diferencias. La amistad es más duradera que el amor, de ahí la importancia de tenerla siempre presente.

Publica

Ediciones thelma
C/ Narvaez 41
Madrid 28009

Teléfono

91 574 95 71

Email

thelmacomunica@gmail.com