La economía colaborativa

Ya tenemos un nuevo término para describir un fenómeno presuntamente nuevo: la economía o consumo colaborativo o compartido, definida como “la manera tradicional de compartir, intercambiar, prestar, alquilar y regalar redefinida a través de la tecnología moderna y las comunidades”. Es decir: “no es ninguna idea nueva, sino más bien el rescate de una práctica que se beneficia de la tecnología actual para que el servicio sea mucho más eficiente y escalable”.

En la práctica se traduce en diversos ámbitos: movilidad (carsharing o carpooling), eficiencia energética (uso compartido de equipamiento doméstico), habitabilidad (alquiler de habitaciones, uso compartido de viviendas), negocios (coworking), comunicaciones (plataformas para ventas y compras a través del móvil), trabajo (microtareas, “solucionadores” a domicilio), cultura (trueque de libros), educación (comunidades digitales para aprender idiomas), finanzas (préstamos entre particulares, crowdfunding), etc. Aunque quizás los más conocidos actualmente, por conflictivos, son Uber (que conecta pasajeros con conductores, compitiendo con los taxis) y Airbnb (para reservar alojamientos, compitiendo con los establecimientos hoteleros).

La teoría económica subyacente parte de la revolución tecnológica actual, que hace que los costes marginales tiendan a cero, con lo que los precios de los productos tienden también a cero, y todo ello facilita el desarrollo de la economía colaborativa. El economista americano Jeremy Rifkin dice que la economía colaborativa “coge lo mejor del capitalismo y del socialismo y deja fuera lo peor de cada uno”: lo que no se tiene, se comparte.

Hay quien pretende que estas nuevas tendencias propiciadas por la tecnología suponen nuevos paradigmas económicos. Y, por supuesto, las administraciones públicas están prestas a regularlas (la Unión Europea ya está liderando el camino, a través de un Dictamen del Comité Económico y Social Europeo de 21 de enero de 2014). Ojalá reine el sentido común y ni pongamos puertas al campo ni dejemos que la ideología “contamine” la evolución natural de las innovaciones económicas.

 

Carlos Sahuquillo Tudela

ABOGADO Y ECONOMISTA

RC Barcelona Europa

Tesorero 2014/2015 Distrito 2202 de RI

 

Convención de Toronto 2018

Rotary International

 

Noticias aleatorias

Con poco se hace mucho. Un gran esfuerzo solidario

 

En España, en el transcurso de los últimos años, hemos visto cómo se ha ido deteriorando más y más nuestra sociedad del bienestar cayendo  en la miseria, hasta tal punto que incluso quienes nunca hubiéramos podido haber imaginado se han encontrado en la calle, sin nada; familias enteras en situación de extrema desesperación, a las cuales hay que sumar ese porcentaje que normalmente existe de marginados o personas con problemas económicos por diferentes motivos. 

 

 

R.C. Sierra de Madrid, cambio de collares

El R.C. Sierra de Madrid celebró su cambio de Collares despidiendo a los jóvenes de intercambio 2016-2017.